Volver

16/01/2018
Jaime Haddad subraya el impacto positivo de la actividad cinegética en el ámbito económico del sector forestal, en la dinamización del medio rural y en la conservación de la naturaleza

Destaca que de los 50,6 millones de has de superficie que tiene España, casi 44 millones, es decir el 87% de la superficie total del país, es terreno cinegético


El subsecretario de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, ha hecho hoy hincapié en la importancia de la actividad cinegética como parte inseparable de la actividad económica del sector forestal, así como la estrecha relación y el impacto positivo que tiene en la dinamización del medio rural y en la conservación de la naturaleza.

Haddad, que ha presidido hoy el acto de entrega de Diplomas a los mejores Trofeos de Caza de 2016, que se ha celebrado en la sede del Ministerio, ha explicado que en el ámbito económico, y según varios estudios, el sector cinegético genera aproximadamente un flujo económico cercano a 4.000 M€/año, contribuyendo, además, a generar empleo, ya que se calcula que unas 55.000 personas se encuentran relacionadas directa o indirectamente con la actividad.

Esto incluye, ha señalado el subsecretario, la industria de la carne de caza, los cartuchos, la taxidermia, los guardas que trabajan y viven en las fincas con sus familias, la alimentación de animales y cómo no el turismo cinegético.

Y es que, ha añadido Haddad, la actividad turística cinegética ocupa un lugar destacado, ya que, al casi millón de cazadores nacionales hay que sumar los más de 25.000 visitantes extranjeros que anualmente vienen a cazar procedentes de diversos países europeos, principalmente Francia e Italia, y de EEUU.

A este respecto ha destacado también que de los 50,6 millones de has de superficie que tiene España, casi 44 millones, es decir el 87% de la superficie total del país, es terreno cinegético, existiendo en la actualidad en España aproximadamente 850.000 licencias de caza, lo que da una idea del peso específico de esta actividad, y su repercusión como elemento dinamizador del medio rural.

LICENCIA INTERAUTONÓMICA

En este punto ha resaltado la labor desarrollada por el Ministerio, impulsando la colaboración y coordinación entre administraciones autonómicas, para lograr hacer realidad la licencia interautonomica de caza y pesca. Una licencia de la que ya se puede disfrutar en las Comunidades Autónomas de Aragón, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Madrid y Comunidad Valenciana, Galicia y recientemente, hace dos meses en Murcia, lo que ha supuesto que casi 89.000 cazadores puedan ejercer la actividad indistintamente en las Comunidades Autónomas firmantes.

Desde el punto de vista social el subsecretario ha recordado la preocupación ciudadana por la conservación de la naturaleza y ha instado al sector cinegético a transmitir a la sociedad su importante papel en el control de las superpoblaciones, control sanitario de la fauna o incluso minimizando los daños en explotaciones agrícolas o ganaderas.

También ha apuntado la conveniencia de contar con las comunidades locales, para que estas participen en la toma de decisiones, ya que de esta forma, los beneficios que pueda aportar la caza, se traslade a la sociedad como valor añadido.

La actividad cinegética, ha concluido el subsecretario, debe contribuir a generar beneficios económicos que sirvan de base para mejorar los medios de vida de la población rural, de forma que pueda convertirse en aliciente para que los propietarios de tierras gestionen de forma sostenible la vida silvestre, y para que elijan la conservación de la fauna como modelo de actividad económicamente viable.

FUENTE: MAPAMA

 

 

 

 

 

Comentarios

 

 

Si lo desea, puede insertar un comentario. Procure que sus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo.

Nombre

Comentario