Castelló 05/11/2017

Los cazadores piden a Medio Ambiente medidas contra el aumento de cabras montesas
La delegación territorial en Castellón de la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana ha pedido a la Conselleria de Agricultura que tome medidas «inmediatas y efectivas» contra el avance de la sarna entre las cabras montesas, y que autorice a cazar un mayor número de piezas para erradicar la sobrepoblación de esta especie.
En un comunicado, el vicepresidente del colectivo provincial y responsable del área de caza mayor, Leonardo Gil, quiso explicar la postura de los cazadores castellonenses de que «el reparto de pienso medicalizado es una buena medida, pero no suficiente si no va acompañada de otras como el control del número de ejemplares que en la actualidad es, a todas luces, excesivo».

Para la Federación de Caza de la Comunitat, la cifra «idónea» de población de cabras montesas es de entre siete y diez animales por kilómetro cuadrado. Sin embargo, Gil ha puesto como ejemplo que «en la zona de Morella, se presume que esa cifra puede llegar fácilmente a los 25 ejemplares».

Los representantes de los cazadores castellonenses participaron recientemente en una reunión informativa en la fábrica Giner, en Morella, a la que también asistieron directivos de los clubes de las comarcas colindante al parque natural Tortosa-Beceite.

El encuentro contó con la asistencia del veterinario oficial del departamento autonómico que dirige Elena Cebrián, así como con la del técnico y director del parque, pero la Federación de Caza ha lamentado que «no asistiera ningún miembro de la delegación de Medio Ambiente de Castellón».

Aunque ahora el punto de mira está puesto en las cabras montesas, no es la primera ocasión en la que los cazadores piden a la Conselleria de Medio Ambiente que abra la mano ante la expansión experimentada por algunas especies. A esta demanda se han unido los agricultores, que denuncian como está afectando a los cultivos.

Zonas de cultivo

El problema se extiende especialmente, junto a las cabras montesas, a los jabalíes y conejos. Los agricultores denuncian que ante la falta de alimentos en el bosque y la montaña estos animales se aproximan a las zonas de cultivo y están produciendo abundantes daños en las cosechas además de presentar un peligro para los agricultores.

El pasado junio los secretarios autonómicos de Medio Ambiente, Julià Àlvaro, y de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, se reunieron con los agricultores y cazadores para tratar de encontrar una solución.

Pero hasta el momento no se ha obtenido una respuesta por parte de la Conselleria de Medio Ambiente, mientras la proliferación de estos animales continúa sin freno por los montes valencianos.