Castilla y León 03/05/2018

La Fiscalía de Palencia ve indicios de delito en el disparo a un oso en una cacería en Casavegas
Fiscalía de Palencia ha solicitado la transformación de diligencias previas en procedimiento abreviado contra los investigados por disparar a un oso pardo durante una cacería el pasado 18 de noviembre de 2017 en el Parque Natural de la Montaña Palentina.
Después de las declaraciones de los investigados y de los testigos, celadores de Caza de la Junta de Castilla y León, el organizador de la cacería, cazadores y un representante de la Patrulla Oso, la Fiscalía de Palencia «considera la instrucción finalizada e interesa la transformación de las diligencias previas en procedimiento abreviado por considerar que existen indicios de comisión delictiva» para determinar las responsabilidades que se deriven por disparar a una especie protegida y en peligro de extinción.

Ecologistas en Acción, a través de un comunicado recogido por Europa Press, valora y comparte la decisión de la Fiscalía ya que demuestra una sensibilidad hacia la conservación de las especies de la provincia y supone un paso importante en la persecución de posibles delitos contra el Patrimonio Natural.

Personada como acusación, Ecologistas en Acción ha ejercido una actuación activa en las diligencias previas y ha estado presente en las declaraciones, donde, según apunta, ha quedado acreditado, mediante analítica, que la sangre recogida en el escenario pertenecía a un ejemplar de Ursus arctos, a una osa más concretamente, pese a que los investigados niegan en sus declaraciones haber disparado a un oso.

«Casualidad o no, es la primera vez que la Junta de Castilla y León no es la encargada del procedimiento que en esta ocasión ha sido totalmente dirigido por la Guardia Civil», se felicita EA.

Por otro lado, el colectivo entiende que ha quedado demostrado una vez más el «descontrol reinante en la organización y gestión de esta actividad cinegética, donde son los cazadores los absolutos dueños y señores de la actividad y donde, entre otras cosas, varios declarantes reconocen que no avisaron, ni fueron avisados de la presencia de osos en la zona».

La asociación lamenta que el juzgado no aceptara en su día una de las medidas cautelares propuestas, como era la simple retirada de la licencia de armas de rifle (tipo D) para los dos investigados que ahora, tras el informe de la Fiscalía, toma mayor valor y parece que podría haber sido acertada, teniendo en cuenta que los aludidos han podido y pueden continuar cazando en zonas oseras.

En el ámbito administrativo se está a la espera de que también se tramite el correspondiente expediente sancionador, y así se ha pedido a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, «que hasta ahora sorprendentemente no lo ha iniciado porque dice no tener denuncia al respecto», a pesar de que existe el inicio de oficio y de que tuvo mucho personal desplazado en el lugar de los hechos.

En todo caso, Ecologistas en Acción confía en que la Justicia aplique una resolución ejemplar ajustada a derecho que consiga además prevenir este tipo de sucesos.