Asturias 10/05/2018

Desarrollo Rural propone cazar más jabalíes para frenar la tuberculosis en ganado
Son frecuentes las noticias en Asturias de apariciones de jabalíes no ya cercanías de entornos urbanos sino el las mismas calles de algunas ciudades. Sin embargo, también en el campo los animales pueden dar problemas y no sólo por destrozos en huertos, sino por la posibilidad de que contagien enfermedades al ganado.
El aumento de la fauna silvestre en el Sueve y su relación con el incremento de algunas dolencias bovinas en la zona es el objeto de una pregunta parlamentaria planteada por la diputada de IU María Josefa Miranda quien cuestionó al Gobierno asturiano por las medidas desplegadas para frenar ese aumento.

En su respuesta, la Consejería de Desarrollo Rural destaca que la fauna silvestre compete a Medioambiente, con cuya dirección mantiene reuniones periódicas para el control de vísceras y de la población de los animales, especialmente los jabalíes. ¿Por qué? Aunque en menor medida que en otros territorios, la consejería destaca que los estudios demuestra que el jabalí «es el principal reservorio de la tuberculosis de la fauna silvestre en España». Y añade además que su propuesta pasa por aumentar los cupos de caza de esta especie «sobre todo en determinadas zonas como el Sueve». La respuesta detalla que informes científicos cuando hay una alta prevalencia de tuberculosis en bovinos (aunque se destaca que este no es el caso de Asturias), logra disminuirse en buena medida si se reduce la población de jabalíes. Además Medio Rural publica en su respuesta los resultados de muestreos de la aparición de la enfermedad tanto en jabalíes como tejones entre los años 2015, 2016 y 2017.

La consejería destaca que todos estos análisis fueron realizados, en todo caso, en aquellas comarcas en las que se había detectado algún positivo de tuberculosis en la cabaña bovina por lo que «no es representativo de toda Asturias».

Cómo se vacuna a un jabalí

Desarrollo Rural indica que además del control de la población, una de las medidas más eficaces para frenar la extensión de la tuberculosis en jabalíes es su vacunación. Pero se trata de una medida muy difícil de llevar a la práctica y mas en Asturias por las condiciones del entorno. Las vacunas son orales y además no basta con una sola toma sino que deben seguir consumiéndose periódicamente; además la consejería detalla su preocupación porque puedan llegar a consumirla de forma accidental las cabezas de ganado.

En territorios como Castilla La Mancha, Extremadura o Andalucía se llevan a cabo de forma «eficaz» medidas de bioseguridad como el cercado para el aislamiento del ganado, pero que no resulta muy práctico en Asturias, sobre todo el caso del ganado de carne que se explota en régimen extensivo. También allí se logran resultados aislando los puntos de acceso al agua porque la fauna silvestre y el ganado comparten abrevadero en zonas muy concretas «pero no resulta efectivo en Asturias por la existencia de múltiples puntos de agua sobre todo en pastos comunales».

La consejería señala que en colaboración con Medio Ambiente se extenderán los muestreos a toda Asturias y también, además de tejones y jabalíes, a especies susceptibles de transmitir la enfermedad como gamos y ciervos además de aprovechas los jabalíes abatidos en cacerías para extraer pruebas de sangre con este propósito.

Al respecto apunta también la relevancia de la eliminación de vísceras de los animales cazados de forma higiénica, con bolsas recogidas en contenedores específicos, que se han probado en Parres, o su colocación en lugares de difícil acceso para los jabalíes pero sí para especies como las aves que se alimentan de carroña.