Aragón 05/07/2018

Los perros de caza no son los más abandonados
Un estudio publicado recientemente por la Fundación Affinity desvela que los perros de caza no son los más abandonados en España. El informe se basa en datos facilitados por la Guardia Civil, poniendo de manifiesto que casi 105.000 canes fueron desatendidos en las fronteras del país a lo largo de 2017.
El 88% de esos abandonos se produjo en el entorno urbano, y entre las principales causas sobresale la "camada indeseada". De ahí que la directora de Affinity destaque la importancia de la estirilización como "herramienta clave" para evitar que miles de cachorros lleguen a las protectoras.

Al respecto, Nicolás Urbani, veterinatio de la Real Federación Española de Caza, comenta que en las rehalas es muy común la "reposición", es decir, que entre propietarios se intercambien perros y no queden sin dueño.

Tras la "camada indeseada", el segundo motivo de abandono que aparece en el ránquin elaborado por la multinacional es el "fin de la temporada de caza". Sin embargo, analizando las cifras por fechas, se aprecia que los meses de enero y febrero (finaliza la veda) no son los más comprometidos, sino que es durante el segundo cuatrimestre (entre abril y agosto) cuando crece le dejadez de los dueños.

"Los datos evidencian que los abandonos están muy repartidos, desmontando la teoría de que al acabar la campaña los cazadores se deshacen de sus perros. En ese sentido, habría que aclarar que muchos perros se pierden de sus dueños y después son encontrados. Los datos de la Guardia Civil muchas veces suman ambas causas", añade Urbani, antes de entrar a valorar el perfil de los perros abandonados.

Según Affinity, el prototipo coincide con ejemplares adultos -no viejos-, mestizos, sanos y sin el microchip incorporado. Los de caza, sin embargo, suelen ser de raza pura. "En el ámbito cinegético resulta extraño ver que alguien se deshace de un animal adulto, de pedigrí y que ha sido críado expresamente para la actividad. Hay muchas razones que desmontan el estereotipo de que nuestos perros son desatentidos", concluye Urbani.